De no crearse fábricas equivalentes a 40 gigafactorías de Tesla, habrá escasez de baterías de litio para la próxima década, según plantean desde Volkswagen. De esta forma, la escasez sería una realidad si el 25% del volumen de ventas de los fabricantes a escala global se nutriera de coches con este tipo de fuente de alimentación, recoge una información de El Mundo.

Hace trece meses, el consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller, realizaba una aproximación a las necesidades de la empresa para 2025, cuyo reto pasaría por proveer de energía a celdas de combustible con una capacidad de 150 gigavatios por hora (200 gigavatios según Ulrich Eichhorn, director del Departamento de Desarrollo). Se trata de una cantidad de corriente suficiente para mantener una bombilla de 60 W encendida durante más de 285.000 años.

Volkswagen podría seguir los pasos de Tesla y Daimler, inmersos en procesos de construcción de plantas de gran capacidad de producción de baterías. Desde la marca alemana indican que el proveedor Robert Bosch está considerando fabricar celdas con tecnología similar. De ser así, una decisión concreta al respecto deberá salir, según espera Volkswagen, para finales de año.