Aecosan ha informado de que Volkswagen está llamando a revisión algunos Polo de 2018 porque existe la posibilidad de que el cierre del cinturón del asiento trasero izquierdo se abra accidentalmente. Esta situación de peligro se puede producir si el asiento izquierdo y el central del banco trasero -en sentido de la marcha- están ocupados al mismo tiempo, combinado con una situación de marcha particular. En caso de fallo, la parte trasera no está asegurada por el sistema de retención si se produce un accidente o se da un frenazo.

Volkswagen-Audi España ha comunicado a las autoridades de consumo de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados, para reparar el cierre doble para cinturones de seguridad.