El Grupo Volkswagen no está abierto a conversaciones sobre una posible fusión con su rival italiano Fiat Chrysler, según ha declarado su CEO, Matthias Mueller, saliendo al paso de los comentarios de Sergio Marchionne, CEO de Fiat Chrysler. “No estamos listos para hablar sobre nada”, declaró a la Agencia Reuters en el Salón del Automóvil de Ginebra. “No he visto a Marchionne desde hace meses. Tenemos otros problemas“, puntualizó Mueller.

Por su parte, Sergio Marchionne ha reconocido en el salón suizo que “no cierra la puerta” a la fusión de su grupo con otros fabricantes. Según recoge Faconauto en su web, Marchionne ha manifestado muchas veces públicamente que la única forma de sobrevivir a largo plazo es fusionar empresas para ahorrar miles de millones en desarrollo de nuevos productos.

En relación con la compra de Opel/Vauxhall por parte de PSA, el máximo dirigente de FCA dijo que es “un buen acuerdo, aunque difícil de redactar“, al tiempo que ha reconocido que su compañía “ha llamado a esa puerta” (refiriéndose a General Motors), pero que no obtuvo respuesta.