Volvo ha anunciado el lanzamiento en San Francisco de un programa piloto dirigido a 300 propietarios de dos nuevos modelos de la marca, el XC90 y el S90. En un esfuerzo por facilitar la vida de sus clientes, Volvo ha realizado un estudio de mercado destinado a satisfacer las necesidades no cubiertas de los usuarios.

De acuerdo a este estudio, más del 70% de los clientes desearía utilizar los servicios de repostaje, mientras que al 56% les gustaría que les recogieran el vehículo para llevarlo a revisión y el 49% verían positivamente que alguien llevara su automóvil a otro lugar cuando así lo solicitaran.

“Nuestro planteamiento es muy simple: queremos facilitarte la vida utilizando la tecnología de conectividad más avanzada a través de una app para smartphone fácil de usar. Estamos abordando este proyecto de manera ágil y abierta, y agradecemos la colaboración de cualquier socio capaz de ofrecer servicios nuevos e innovadores. Esto es sólo el principio”, señala Anders Tylman-Mikiewicz, vicepresidente de Consumer Connectivity Services del grupo Volvo Car.

Los propietarios de un Volvo que participen en el programa piloto podrán utilizar la app de prueba para comprobar qué servicios de asistencia personal están disponibles en su zona y solicitarlos a través de su smartphone. Las solicitudes se enviarán a un proveedor de servicios Volvo autorizado que se ocupará de llenar el depósito, llevar el vehículo a lavar, realizar una revisión programada o prestar cualquier otro servicio adicional que el propietario solicite, gracias a la integración de los servicios de asistencia personal en la plataforma móvil Volvo On Call.

La app proporciona una llave digital de un solo uso, específica para una hora y un lugar determinados, y la envía al proveedor de servicios autorizado. Una vez completado el servicio, el vehículo se bloquea y la llave digital deja de funcionar. El vehículo puede devolverse al lugar que lo dejó el cliente o bien llevarse a otro sitio que este haya solicitado.