Wolf Oil presenta tres nuevos aceites que cumplen las exigencias de la especificación Dexos1 Gen 2 de General Motors (GM): Wolf Ecotech 0W20 D1 FE, Wolf Vitaltech 5W20 D1 y Wolf Vitaltech 5W30 D1. Wolf Oil es uno de los primeros proveedores en contar con una gama nueva para la especificación de GM.

Estos nuevos lubricantes, 100% sintéticos, están fabricados a base de aceites de alta calidad. Además de su muy baja viscosidad, su gran capacidad engrasante reduce la fricción en el motor, lo que se traduce en un importante ahorro de combustible. Los nuevos productos ofrecen también mayor protección frente a la oxidación y la acumulación de sedimentos, lo que facilita el funcionamiento de los sistemas de control de emisiones.

Por otra parte, en motores turbo de inyección directa protegen mejor frente al pre-encendido a baja velocidad (LSPI, por sus siglas en inglés), fenómeno que se produce cuando la combustión del motor no se realiza correctamente y que puede fácilmente dañar los pistones.

La Dexos1 Gen 2 de General Motors es la última especificación del fabricante de automóviles estadounidense, que pretende garantizar en todo momento la óptima lubricación de los motores de sus coches, vendidos en el mundo entero.

“Los motores modernos, a pesar de ser más pequeños y económicos, ofrecen mayores prestaciones. Por esta razón se utilizan más y exigen estar perfectamente engrasados”, explica Nicolas Verellen, director general de Ventas y Desarrollo de Negocio de Wolf Oil Corporation. “Los aceites Wolf Oil se han concebido específicamente para rendir al máximo en condiciones duras. Sus características únicas aseguran máxima retención de viscosidad, rendimiento óptimo y menor desgaste, para que todos los conductores puedan sacar a su vehículo el máximo partido”.