Los filtros de partículas y carbón activado Corteco MicronAir se componen de un funcionamiento de filtración multicapa. La combinación de estas capas es progresiva, con fibras cada vez más finas y una densidad cada vez mayor hacia el lado del aire limpio. Prácticamente, uno de cada dos automóviles nuevos está equipado con filtros de habitáculo MicronAir de Freudenberg, líder mundial en tecnología de filtración de aire.

Los filtros de habitáculo Corteco:

  • Liberan el aire de polen y protegen todo el sistema de aire acondicionado y ventilación
  • Proporcionan protección efectiva de partículas nocivas, como las partículas de polvo finas que se depositan en los pulmones y la sangre
  • Están especialmente diseñados para hacer frente a las necesidades de las personas con alergias y asmáticos
  • Los filtros de carbón activado también protegen contra el aumento de concentraciones en el ozono que pueden causar dolores de cabeza y náuseas.
  • Protegen evitando la creación del vaho en las ventanas, asegurando una buena visibilidad.
  • Minimizan la acumulación de polvo en el habitáculo evitando el lagrimeo, dificultad para respirar y ataques de estornudos.
  • Mantienen una buena concentración del conductor, aumentando la seguridad vial.

Corteco destaca con su nueva gama de la última generación tecnológica llamada Blue MicronAir .El sistema Blue Filter de MicronAir inactiva prácticamente el 100% de los virus mediante una capa de filtro antiviral única. Esta capa está patentada con extractos de frutas naturales para evitar la contaminación secundaria y retener las partículas virales. Al llegar al medio de filtración, los virus interactúan con el ambiente ácido del extracto de fruta, provocando una reacción la cual efectúa una desnaturalización de la estructura proteica del virus, lo que conduce a un patógeno inofensivo incapaz de infectar las células humanas.