BASF ha desarrollado una gama de diversos grados de poliamida 6 y 66, denominada Ultramid® EQ, para dar más fiabilidad a los dispositivos microelectrónicos en sensibles aplicaciones en el ámbito de la automoción, tales como dispositivos de control y sensores. La nueva gama de Ultramid® EQ también está especialmente pensada para su uso en vehículos eléctricos e híbridos de corriente continua o alterna bajo elevadas voltajes.

Estos materiales ayudan a impedir el daño causado por la corrosión eléctrica en los circuitos. Los distintos grados de EQ (calidad electrónica) de Ultramid® son extremadamente puros, es decir, que no contienen ingredientes corrosivos o eléctricamente activos y aun así ofrecen una buena resistencia al envejecimiento térmico. Se someten a controles de calidad especiales que incluyen la selección de la materia prima, el proceso de producción y el análisis del contenido de halógeno.

Disponible en todo el mundo, la gama está compuesta de grados incoloros y negros con un contenido de fibra de vidrio de 30 y de 35 %, que también se pueden marcar por láser. La eficacia de Ultramid® EQ ya se ha demostrado en varias aplicaciones, incluso bajo condiciones críticas. Todos los grados de Ultramid® EQ disponen de un estabilizante térmico orgánico con un muy bajo contenido de halógenos (inferior a 1 ppm). Esto evita que los halógenos, tales como el yodo o el bromo, estropeen el cableado metálico, que los iones reaccionen con los metales o la presencia de corrientes eléctricas no deseadas.