En plena fase de desescalada y con la deseada vuelta a la normalidad son muchos los hogares pero, sobre todo, los negocios que tratan de aplicar todas las medidas de prevención a su alcance para garantizar la seguridad y la salud. La importancia de hacerse con productos certificados y homologados en la lucha específica frente al coronavirus ha llevado a que muchas empresas testen los productos que distribuyen en laboratorios oficiales con el fin de acreditar sus propiedades. En este caso se trata de un producto que lleva dos años en el mercado pero que se ha reformulado para ser útil también frente al coronavirus.

Distribuido por Alvato, empresa dedicada a la limpieza e higienización interior y exterior de vehículos, este producto ha sido de los primeros en recibir una certificación oficial por sus propiedades viricidas y bactericidas frente al coronavirus.

El laboratorio alemán Eurovir ha sido el encargado del estudio y posterior homologación de un producto que cuando se aplica en la superficie no sólo elimina de forma inmediata al virus sino que previene que se vuelva a depositar en la superficie sobre la que se aplique. Conviene recordar que el virus sobrevive una media de 6-7 horas en superficies como el metal o el plástico pero también pueden coexistir con otras amenazas como bacterias o ácaros, algo sobre lo que también Nano4Life actúa por sus propiedades microbicidas, viricidas y bactericidas.

La configuración nanotecnológica del producto permite su aplicación sobre cualquier superficie, siendo efectiva en todas ellas. Y es que, según Hernán Martínez, CEO de Alvato “lo que comenzó siendo un producto de desinfección y prevención para coches se ha convertido en un producto clave para frenar la amenaza del coronavirus en hogares, negocios y empresas. La gente confía en productos certificados y homologados, más tratándose de este tema, y por ello hemos certificado con un laboratorio alemán su efectividad frente al coronavirus”.

La aplicación del producto es muy sencilla y dura apenas unos minutos, eliminando en el acto todos los virus y bacterias de cualquier superficie. Requiere de un tiempo de secado de seis horas y genera una capa aislante y microbicida para cualquier tipo de agente infeccioso de tipo vírico o bacteriano, además de hongos y ácaros. Un período de hasta tres años de protección.