Las matriculaciones de turismos nuevos electrificados (eléctricos puros e híbridos) en España aumentaron un 42% en 2020 hasta las 184.392 unidades, lo que representa casi un 18% del total de las ventas de vehículos. Estos datos reflejan, según Bosch, el fuerte impulso que la industria del automóvil está haciendo para descarbonizar la movilidad, así como la creciente conciencia medioambiental.

Como resultado, los coches eléctricos y los híbridos enchufables son cada vez más importantes, también para los talleres. Incluyendo la gama para estos vehículos, Bosch ofrece a los talleres más de 600 modelos diferentes de filtros para el habitáculo, alcanzando una cobertura del mercado del 95%.

La gama de filtros de Bosch, que se amplía cada año, incluye filtros para el habitáculo para la mayoría de los vehículos electrificados del mercado europeo. Estos filtros protegen el interior del vehículo y a sus ocupantes contra el polvo fino, aerosoles, malos olores, alérgenos y bacterias. La compañía recomienda reemplazarlos cada 15.000 kilómetros o, al menos, una vez al año, especialmente antes de la temporada de polen y rinitis alérgica.

Los filtros para el habitáculo con capa de carbón activo garantizan una mayor comodidad y protección de la salud dentro del vehículo. Las capas de filtración especialmente adaptadas de los filtros de carbón activo de Bosch absorben los gases nocivos y malolientes de manera fiable y filtran el aire separando el polen y el polvo fino. Igualmente, la gama FILTER+ de Bosch proporciona una protección adicional para las personas alérgicas. Equipados con una capa antialérgica especial, neutralizan de forma duradera los alérgenos y las bacterias.

Además, separan eficazmente el polvo fino de hasta 2,5 micrómetros de tamaño, lo que permite reducir las reacciones alérgicas de los ocupantes del vehículo, como estornudos e irritación y enrojecimiento de los ojos, especialmente durante la temporada de polen. Aparte de esta protección para la salud, los filtros para el habitáculo de Bosch reducen la cantidad de depósitos en el sistema de aire acondicionado, ayudando a un funcionamiento energéticamente eficiente.