En general resulta válido que cuanto más deportivo sea el forro tanto más tiende a chirriar. Con los forros de freno de Meyle-PD de la "próxima generación" el fabricante de Hamburgo da un paso adelante y reduce a un mínimo la generación de ruidos en sus forros orientados al alto rendimiento. En total para ello, en comparación con la versión anterior, se mejoraron técnicamente 350 forros de freno Meyle-PD para automóvil.

Las vibraciones y oscilaciones de los componentes próximos así como los discos de freno pueden producir ruidos de frenado y frenos chirriantes. Los forros de freno de alto rendimiento tienden especialmente a producir ruidos debido a su dureza o "chirrían". Este tipo de generación de ruidos deben compensarse como conexión directa del forro de freno al disco de freno. Por ello el fabricante de Hamburgo Meyle se ha interesado especialmente en el tema y ha invertido mucho tiempo en el desarrollo de forros de freno de alto rendimiento y al mismo tiempo de poco ruido. Los forros de freno, ya de por sí adaptados a la correspondiente clase de vehículo, fueron perfeccionados aún más en numerosas pruebas y ensayos de conducción.

Además de la mezcla del forro de fricción perfeccionada se adaptó también el diseño de los forros de freno: los chaflanes o biseles (chamfer) y ranuras (slots) del forro de freno están adaptados de forma óptima a los distintos vehículos; además, los nuevos forros de freno Meyle-PD cuentan con capas individuales (shims), que desacoplan las vibraciones lo más posible y así reducen a un mínimo la generación de ruidos.

El factor del tiempo de frenado, entre otras cosas, desempeña un papel importante en el rendimiento de frenado: para una potencia de frenado óptima, la pastilla de freno y el disco de freno tienen que estar adaptados entre sí. Para acortar el tiempo de frenado, se utilizan dos procesos en la producción, dependiendo de la mezcla del forro de fricción: el llamado carbonizado (tratamiento térmico final de los forros de freno) o un recubrimiento especial en la superficie del forro del freno, que garantiza un tiempo de frenado más corto y el rendimiento acostumbrado de Meyle-PD desde el primer frenado.

Todos los forros de freno Meyle-PD son verificados y certificados no solo según el estándar de calidad ECE R 90 sino que incluso superan éste dentro del marco legal de la autorización. También los forros de freno Meyle-PD rediseñados deben superar una multitud de frenadas en situaciones del día a día y en situaciones extremas sin presentar mermas. Además, los forros Meyle-PD fueron verificados por un instituto independiente externo comparándolos con los productos de la competencia y se confirmó su rendimiento sin ruidos y su durabilidad.