Gates, firma asociada habitualmente a sistemas de transmisión, también es uno de los principales proveedores europeos de componentes para sistemas de refrigeración.

Gracias a la incorporación ahora de 64 nuevos termostatos, Gates se consolida como uno de los principales proveedores de termostatos de calidad equivalente al equipo original.

Los termostatos regulan el flujo de refrigerante que circula por el radiador e impiden el calentamiento o enfriamiento excesivo del motor. Mediante unos diseños de una calidad equivalente al equipo original, los termostatos Gates se integran a la perfección, evitan las fugas y mantienen la temperatura del motor.

Gates publica ahora un nuevo catálogo en 11 idiomas, incluyendo termostatos de cera convencionales, alojamientos de termostatos y termostatos controlados electrónicamente.

Esta última categoría constituye el último avance de la gama de termostatos de Gates. Altamente avanzados, se controlan a través del sistema de gestión del motor, que regula una resistencia térmica situada en el elemento de cera del termostato.

Garantizan asimismo un calentamiento más adecuado del motor y un ajuste continuo de la temperatura del refrigerante a las condiciones de conducción de cada momento.

El resultado es una reducción del consumo de combustible y de las emisiones, menor desgaste y mayor duración, con una gama que asegura la máxima cobertura del parque de vehículos del mercado con el mínimo número de referencias en stock.