Hegoplac es una empresa que se dedica a la fabricación de placas de matrícula, prensas y equipos con las que grabarlas, distintivos de transporte, señalización de vehículos y portamatrículas publicitarios. Su actividad, por tanto, se centra fundamentalmente en los concesionarios de vehículos, las tiendas de recambios y los talleres. Está presente en países como España, Portugal, Bélgica, algunas regiones de África y, próximamente, Francia. A raíz de la incorporación de placas de plástico y acrílicas, como las placas Hiltek, a sus procesos de fabricación, Hegoplac necesitaba contar con aquellas impresoras que mejor cumplieran con las exigencias de calidad del mercado y que hicieran posible desarrollar esta nueva línea de negocio.

La empresa optó, finalmente, por las impresoras LED de OKI, ya que cubren sobradamente las necesidades actuales de la empresa, como la impresión sobre vinilo de 52 cm de largo, por lo que se convierten en la opción perfecta para Hegoplac en su nueva andadura.
Hegoplac ha desarrollado, desde su fundación en 1985, diversos procesos de producción. A pesar de especializarse en placas de aluminio, recientemente ha incorporado a su oferta dos nuevos productos: las placas acrílicas y las placas de plástico. Hasta ahora, la compañía comercializaba una solución con una impresora térmica, con la cual se imprimía en un soporte especial para luego poder laminarlo en la matrícula.
En su nueva andadura, Hegoplac ha decidido contar con la colaboración de Hills Numberplates, el primer fabricante inglés de placas acrílicas y de plástico, que ha patentado las placas de matrícula Hiltek (un tipo de placa de plástico homologada, 100% reciclable y que puede sustituir a las matrículas convencionales).
Para el marcaje de estas matrículas, Hegoplac necesitaba contar con equipos que permitieran desarrollar esta nueva actividad de forma eficaz y dinámica. A este respecto, las impresoras láser presentan la ventaja de una instalación y puesta en marcha más rápida. Además, los equipos elegidos debían satisfacer las exigencias del mercado y, a la vez, estar a la altura del historial comercial de la empresa, con presencia en varios países. Además, debe tenerse en cuenta que incorporar un nuevo proceso de producción genera cierto grado de incertidumbre, razón por la que la confianza y la reputación de la marca elegida eran de vital importancia.
Gracias a su recién estrenada relación con Hills Numberplates y, precisamente, como recomendación de esta misma empresa, Hegoplac llega hasta el fabricante de impresoras OKI. Para hacer frente al volumen de negocio, se adquirieron 97 equipos de impresión de impresoras: un modelo C510, tres C330 y dos C310 todas de color, y modelos monocromo, veintinueve B411d, cincuenta y cinco B401 y siete B431. Si bien los equipos cumplían con los estándares de calidad requeridos, tanto para impresiones en blanco y negro, como para impresiones en color, fue la calidad obtenida en éstas últimas la que motivó especialmente la decisión de Hegoplac.
Estos modelos cumplían sobradamente con los requerimientos actuales de la empresa, como ofrecer impresión sobre vinilo de 52 cm de largo, pero también abrían paso, al mismo tiempo, a nuevas oportunidades de negocio como la matriculación de motos y otros vehículos.