Bosch Automotive Aftermarket ha lanzado una campaña de ampliación de garantía para los inyectores Common Rail incluidos en el programa Bosch eXchange (programa de intercambio) para defectos de fabricación del producto. Por la misma, el periodo total de garantía pasa a ser de cinco años para usuarios particulares, limitado a 150.000 kilómetros desde el momento de la instalación. Por su parte, para los usuarios profesionales, la garantía será de tres años, limitado a 150.000 kilómetros para vehículos hasta 6 toneladas métricas y 300.000 kilómetros para los de mayor peso. La campaña es válida desde marzo de 2019 hasta el 29 de febrero de 2020.

El procedimiento para acceder a la ampliación de garantía es rápido, sencillo y cómodo. En primer lugar, el taller debe de crear un usuario en la página web www.boschexchangediesel.com y, a continuación, registrar la compra de los inyectores adjuntando la documentación solicitada, tal como fotografía del inyector, número de serie y kilometraje del vehículo, entre otros. Una vez realizado el registro, el taller entregará al cliente un resguardo. En caso de que surgiera una reclamación durante el periodo de ampliación de garantía, el proceso será rápido y ágil, y Bosch reemplazará el inyector defectuoso por otro igual, en caso de aceptación de la garantía.

Bosch eXchange ofrece, desde 2006, productos remanufacturados con la misma calidad que los originales. El recambio Bosch eXchange está sujeto a un mayor proceso de transformación y de control de calidad: la pieza se desmonta totalmente y todos los componentes son comprobados rigurosamente en base a los valores de equipo original. El resultado es un producto de la misma calidad que la de uno nuevo. Gracias al programa Bosch eXchange, los talleres pueden ofrecer una reparación acorde con el valor actual del vehículo y garantizando su eficiencia. El sistema de remanufacturación Bosch de productos tecnológicos para automoción no sólo ahorra materiales y energía, sino que también ayuda a reducir la contaminación. Puede suponer un ahorro superior al 50 por ciento de emisiones de CO2 -lo que equivale a unas 25.000 toneladas al año- y ahorrar hasta el 90 por ciento de las materias primas.