Metalcaucho empieza el año aumentando su catálogo con 498 nuevas referencias, todas ellas homologadas y disponibles en sus almacenes. En el año 2019 se lanzaron más de 3.200 recambios nuevos al mercado y, de cara a este 2020, el objetivo de la empresa es superar esa cifra.

En esta ocasión cobran protagonismo las referencias para Volkswagen (con casi 3.000 aplicaciones), Opel, Mercedes-Benz, Audi y Ford. En cuanto a los vehículos asiáticos, siguen creciendo sus referencias, sobre todo para Mitsubishi, Nissan y Toyota. Además, Metalcaucho lanza 104 referencias exclusivas.

Las familias más destacadas de las 498 referencias presentadas son silentblocs (129 referencias), manguitos y codos (60), cuerpos y tapas de termostato (53), soportes de motor (50), gomas barras estabilizadoras (32), soportes de amortiguadores (23), fuelles de transmisión (15), botellas de expansión (5) y kits de distribución (4 referencias).

Por otro lado, Metalcaucho lanza una nueva familia de productos universales, los tubos de silicona, destinados a vehículos industriales, autobuses y de competición. Entre sus características técnicas se encuentran la resistencia al ozono, a la presión y a elevadas temperaturas, no les afectan los líquidos anticongelantes ni anticorrosivos, y minimizan el mantenimiento, con un tiempo de vida más largo.

La gama cuenta con dos líneas de producto: tubos acodados con refuerzo textil intermedio (con diámetros internos desde 25 hasta 75 mm), y tubos para sistemas de refrigeración y calefacción (con diámetros internos desde 10 hasta 130 mm).