DRiV, empresa de Tenneco, ha anunciado que la suspensión Adaptive M disponible en los modelos BMW 2019 Serie 3 incorpora la tecnología de suspensión inteligente CVSAe de DRiV. La tecnología CVSAe, una de las varias soluciones de suspensión electrónica avanzada que ofrece la oferta de suspensiones inteligentes Monroe de DRiV, permite a los conductores de suspensiones Adaptive M ajustar la suspensión de su BMW para experimentar una conducción más dinámica y agradable en cualquier situación de conducción.

La tecnología de suspensión inteligente CVSAe detecta continuamente las condiciones de la carretera y de la conducción y ajusta los niveles de amortiguación en tiempo real para lograr un confort y una maniobrabilidad superiores en diferentes situaciones de conducción. Cada amortiguador controlado electrónicamente se conecta a un UCE central que puede controlar los ajustes de amortiguación basándose en sensores que supervisan la aceleración de la rueda, el movimiento de la carrocería y el ángulo de dirección, y datos como la velocidad del vehículo.

A través del Drive Performance Control de la serie 3, el conductor puede preseleccionar el modo Comfort o Sport. En el modo Sport el manejo del vehículo es muy ágil, mientras que en el modo Comfort la suspensión suaviza la dureza causada por las imperfecciones en la superficie de la carretera.

CVSAe forma parte de la gama de suspensiones inteligentes Monroe, que incluye soluciones de suspensión selectiva (modo dual), soluciones semiactivas con válvula externa (CVSAe) y con dos válvulas independientes (CVSA2). La gama también incluye Kinetic para el control de inclinación y balanceo.