TAB Spain está llevando a cabo una acción informativa dirigida a clientes y distribuidores en la que destaca las ventajas de incluir la revisión de la batería en el mantenimiento preventivo de los vehículos y todos los problemas que esta sencilla acción puede evitar con la llegada del frío.

A pesar de que las baterías modernas y de calidad vienen preparadas, éstas, al igual que otros componentes del vehículo, sufren más cuando el indicador del termómetro empieza a bajar y se incrementa el porcentaje de humedad en el aire. El frío y el agua impactan sensiblemente en sus propiedades, sobre todo si se trata de baterías con base de ácido.

TAB SPAIN   Cuidados en invierno cartel

Además, el invierno suma otros factores meteorológicos a tener en cuenta, como el descenso de las temperaturas y del número de horas de luz al día, el aumento de las precipitaciones o la aparición de niebla, que se traducen en un uso mayor de elementos eléctricos o electrónicos, aumentando así el consumo y, por tanto, la exigencia de rendimiento de la batería que, en los vehículos modernos, ya es de por sí bastante alta. Este año se añade que el confinamiento ha limitado mucho los desplazamientos.

Las baterías son la primera causa de asistencia en carretera. Con el fin de evitar “sorpresas costosas e inoportunas”, TAB Batteries aconseja que los usuarios le dediquen una atención especial a este elemento, manteniéndolo en buenas condiciones y siempre a través de un profesional, quien será el que indique el tipo de batería más adecuada para cada vehículo, además de estar capacitado para instalarla adecuadamente

En palabras de Raúl Pacho, director comercial de Arranque de TAB Spain, “la complejidad de los sistemas eléctricos en los vehículos modernos ha llevado a una lógica profesionalización en la actividad de la sustitución de las baterías. Llevar a cabo el reemplazo de la batería por personal no profesional conlleva un riesgo innecesario que no merece la pena asumir”.