La sexta generación de coches superdeportivos de edición limitada Mercedes-AMG Black Series contará con amortiguación regulable multietapa proporcionada por los amortiguadores electrónicos Monroe Intelligent Suspension CVSA2, de la división DRiV de Tenneco.

La serie GT Black ofrece distintos rangos de modos de amortiguación ajustables desde el habitáculo, desde el modo confortable hasta lo último en rendimiento en circuito, utilizando la tecnología CVSA2. El sistema de suspensión electrónica consta de amortiguadores semiactivos ligeros equipados con dos válvulas electrohidráulicas montadas externamente, que controlan de forma independiente el rebote y la compresión.

El software de control del sistema monitorea datos como el ángulo del volante, la velocidad del vehículo, la aceleración y el desplazamiento de la carrocería para controlar los amortiguadores, brindando una experiencia de conducción inigualable en una variedad de condiciones de conducción.

Desarrollado en Affalterbach, Baden-Württemberg (Alemania), el GT Black Series, de uso legal en la calle, genera 537 kW y un par máximo de 800 Nm, acelera de 0 a 100 km en 3,2 segundos y ofrece una velocidad máxima de 325 km/hora. El vehículo utiliza la fibra de carbono para aligerar el peso y está equipado con un alerón trasero de ajuste activo.

CVSA2 es una de las cuatro soluciones de suspensión adaptativa Monroe Intelligent Suspension utilizadas por los principales fabricantes de vehículos del mundo.