TomTom ha desarrollado un dispositivo de gran utilidad para controlar flotas de vehículos.  El Tom Tom Link 510 ayuda a las empresas a controlar el coste de combustible, midiendo así la eficiencia en la conducción de cada coche, furgoneta o camión, al analizar el comportamiento del conductor. Además, detecta la ubicación y los recorridos del vehículo.

Los flotistas con esa ayuda pueden comprobar el consumo, el nivel de combustible y si el motor funciona a altas revoluciones, mediante la utilización de un interfaz de gestión de flotas estándar para camiones (FMS). de ese modo se detectan de pérdidas de combustible, se gestiona la sustitución de recambios mediante notificaciones automáticas, y es un valioso colaborador a la hora de descubrir posibles robos de combustible, una preocupación cada vez mayor para las empresas.