El acrónimo EGR, abreviación de Exhaust Gas Recirculation, describe la función de este componente, es decir, la recirculación de los gases de escape. La válvula EGR toma una parte de los gases del colector de escape, los encauza en un intercambiador para disminuir su temperatura y los vuelve a introducir en el colector de aspiración. Los gases recuperados de esta forma (privados de oxígeno) se mezclarán con el aire aspirado por el motor y tomarán parte en la combustión.

Sólo una pequeña parte de los gases de escape es recuperada por la válvula EGR, con un porcentaje mínimo del 5% y un máximo del 15%, suficiente para bajar la temperatura de la combustión y con ella las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx). La función de la válvula EGR, en conclusión, es la de reducir las inmisiones nocivas, causa de la contaminación medioambiental vinculada a los gases de escape.

El elemento que coordina el trabajo del grupo EGR es la centralita del motor, que gestiona su modulación. El grupo EGR incluye una o varias válvulas, cables, accionadores y motores eléctricos o pulmones neumáticos.

¿Por qué se debe comprobar el estado del EGR?

El problema más frecuente que compromete el correcto funcionamiento de la válvula EGR es la acumulación de suciedad, debido al continuo contacto con los gases de escape y a su combinación con los vapores del aceite presentes en la aspiración. El problema se presenta sobre todo en los coches de gasóleo que recorren tramos cortos a bajas velocidades. El mal funcionamiento de la válvula EGR a menudo es indicado por el testigo amarillo “control de fallo del motor” o por el mensaje “control de gases de escape”.

La limpieza de la válvula EGR con productos químicos específicos no siempre es suficiente y en muchos casos resulta perjudicial para la misma. Por ello, es preferible la sustitución completa. Actualmente está muy difundida la práctica de excluir la válvula EGR, pero conviene subrayar que se trata de una práctica ilegal y punible en virtud de la ley. Esto se explica porque el aumento de las emisiones de NOx hace que el vehículo deje de ser conforme con las normativas de referencia.

¿Qué ofrece Japanparts Group?

Con una cobertura del 42% del parque de vehículos en circulación, Japanparts Group presenta una gama con más de 150 códigos disponibles para los vehículos asiáticos, europeos y americanos. La calidad del producto Japanparts, Ashika y Japko está garantizada por la utilización de materiales de primera elección y un montaje de los componentes que cumple las especificaciones de las casas matrices, lo que garantiza la completa intercambiabilidad con las partes originales.

Junto a las válvulas EGR se suministran siempre los kits de instalación con todas las juntas tóricas y las empaquetaduras necesarias para la instalación, lo que evita tener que adquirir nuevas piezas de repuesto. La garantía de 24 meses hace que las válvulas sean una alternativa válida y de igual calidad que el producto original.

Se puede descargar el catálogo de válvulas EGR de Japanparts Group pinchando AQUÍ.