El verano es, para muchos, sinónimo de una cerveza fría: en la playa, en las terrazas, en las fiestas patronales o en cualquier destino vacacional, esta refrescante bebida alivia el calor veraniego.

Por eso, Lausan propone a sus clientes, tanto talleres como tiendas de recambios, un regalo que les puede venir como anillo al dedo: un barril de 5 litros de cerveza Heineken.

 

Así, hasta el 31 de agosto, por la compra de baterías Bosch o Dels, o de aceite Motul o Dels, los clientes de Lausan podrán llevarse el barril de cerveza.

El verano es, también, un momento excepcional para el disfrute culinario. Por eso, aquellos que prefieren una alternativa a la cerveza tienen una opción igual o más apetecible: un bidón de aceite de oliva La Almazara de Canjáyar.