Un estudio de GfK, empresa experta en identificación de mercados, señala que en España existe una clara diferencia entre el interés por adquirir un coche eléctrico (46%) y el conocimiento de los mismos (15%).

El informe, sobre la percepción del consumidor sobre el vehículo eléctrico, se fundamentó en las opiniones y actitudes hacia este tipo de vehículos en China, Japón, Francia, España, Rusia y EE. UU.

Para ello se encuestó a una muestra representativa a nivel nacional de aquellas personas con intención de comprar un nuevo vehículo en los próximos dos años.

España ocupa, en conocimiento del vehículo eléctrico, el penúltimo lugar en relación con el resto de países analizados. Sin embargo, nuestro país tiene una opinión favorable o muy favorable de este tipo de coches, gracias a las respuestas de las dos terceras partes de los futuros compradores. Sólo nos superan Japón (82%) y Rusia (72%).

Tal y como señalan los datos, las oportunidades de mercado más fuertes se encuentran en Japón y Rusia. De ellos, destaca el país nipón, que es el que mejor conocimiento tiene de este tipo de vehículos (61%) y los que más abiertos se muestran en adquirirlo (63%).

Respecto a España, a pesar de que el 33% descartaría la compra, muestra un alto potencial. Un 42% considera que son vehículos con una buena relación calidad-precio y el 40% considera que sus costes de mantenimiento son bajos. Además, un 78% cree que son fáciles de manejar, un 64% que son seguros y un 62% que son fiables.