El fabricante Continental alcanzó hasta septiembre un beneficio neto de 1.576 millones de euros, un 9% más que en el mismo periodo de 2012, pese a las dificultades económica existentes en Europa.

El productor de neumáticos informó, en este sentido, que durante estos nueves meses tuvo un beneficio antes de intereses e impuestos de 2.517 millones de euros, un 4% más que el año anterior. Asimismo, la facturación mejoró en el mismo periodo un 1%, hasta los 24.924 millones de euros.

Continental revisó al alza sus pronósticos de margen de rentabilidad para el conjunto del ejercicio, del 10% al 10,5% como mínimo. Sin embargo, revisó a la baja los pronósticos de facturación para 2013 hasta 33.500 millones de euros, debido a la fortaleza del euro frente a otras divisas.

La empresa alemana destacó el buen comportamiento operativo y los buenos precios de algunas materias primas, que han subido menos de lo esperado.

"Pese a un mercado automovilístico europeo más débil pudimos mantener nuestro éxito. Apreciamos ya una estabilización del negocio en Europa", aseguró el presidente de Continental, Elmar Degenhart.