El mes de enero, pese a contar con un día hábil menos, mostró una nueva subida del 7,6% en las matriculaciones, con un total de 53.436 operaciones. Las correspondientes al final del Plan Pive 4, más el impulso del Pive 5, fueron definitivos para que enero marcase el quinto mes de crecimiento consecutivo.

De igual modo, los diferentes planes de incentivos, unidos a las promociones comerciales que realizan las marcas y concesionarios, dibujaron una línea descendente en los precios de los automóviles.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2013 los precios de los vehículos cayeron un 0,3% frente al incremento del 0,3 del IPC general. Esto provoca que adquirir hoy en día un vehículo resulte, en términos reales, un 15% inferior a hace seis años.

Con esta situación, y gracias al empuje del Pla Pive, el sector del automóvil espera que se superen las 800.000 unidades vendidas en 2014, lo que supondría un incremento en torno al 11%.

Por canales, el de particulares recuperó el pulso de manera muy notable en los últimos días, por la entrada en vigor del Plan Pive 5. Así, el cierre del mes de enero presentó un volumen de 31.746 unidades, con un incremento del 13%. Es previsible que en los próximos meses este canal siga tirando del mercado.

Por su parte, el canal de empresas, donde el acceso a la financiación es más difícil, cayó de nuevo un 9,5%, con un volumen de 15.178 unidades. El alquilador mostró unas cifras de 6.512 unidades, lo que supuso un incremento del 35,4%.

David Barrientos, director de comunicación de Anfac, considera que "el Pive 5 empieza a mostrar su fortaleza y eficacia, ya que ha permitido que en los últimos días del mes, el mercado remontase hasta cerrar el mes en positivo".

Mientras, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, matizó que "la lectura  que debemos hacer es que el despegue real del mercado no se producirá hasta que la mejora de la economía se traslade al bolsillo de las familias y por supuesto, hasta que el crédito vuelva a fluir".

El presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, Jaume Roura, apuntó que la renovación del Pive ha llegado a tiempo y nos ha permitido salvar el mes. "Esto vuelve a poner de manifiesto que hay una importante bolsa de compradores dispuestos a cambiar de coche aprovechando el incentivo del Gobierno y el fuerte esfuerzo promocional que siguen poniendo sobre la mesa tanto concesionarios como marcas", recalcó finalmente.