La industria automoción española cerró los ocho primeros meses del año con un superávit comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones) de 5.391,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 18,3% respecto al mismo período de 2012.

Este notable crecimiento se explica por el crecimiento de las exportaciones, que aumentaron un 6,4% entre enero y agosto, con 21.749,9 millones de euros, recalcan datos del Ministerio de Economía y Competitividad.

En este sentido, dentro del capítulo de exportaciones, las correspondientes a automóviles y motocicletas generaron 14.525,3 millones de euros, un 8,1% más, mientras que las de componentes crecieron un 3,1%, con 7.224,7 millones de euros.

Las importaciones del automóvil también subieron, pero a menor ritmo que las exportaciones, con una progresión acumulada en los ocho primeros meses del año del 2,9% y un volumen de 16.358,6 millones de euros.

Así, las importaciones de automóviles y motocicletas bajaron un 5,3%, hasta 5.725,1 millones de euros, debido a la debilidad del mercado interior, en tanto que las de componentes para vehículos sumaron 10.633,5 millones de euros, un 8% más.