En 2012, la facturación de los fabricantes de equipos y componentes para automoción instalados en España fue de 27.441,66 millones de euros. Este dato supone una reducción del 7,1% respecto a 2011. El descenso de la facturación se contuvo gracias a las exportaciones, que sólo se redujeron en un 3,8%, alcanzando los 17.907,78 millones de euros. El suministro nacional a los constructores de vehículos alcanzó los 5.448,19 millones, un 15,8% menos, y el de recambios bajó un 8,1%, con 4.085,69 millones.

Las importaciones en los recambios se redujeron un 9%, hasta los 21.368,15 millones.
En el mercado nacional, 19.316,12 millones de euros procedieron de los fabricantes de vehículos, un 8,7% menos, mientras que el mercado de recambios fue de 5.634 millones de euros, con una disminución del 8,3%.
Igualmente, se destinaron 1.536,7 millones de euros a inversiones, el 5,6% de la facturación de las empresas del sector, mientras que la inversión en I D supuso el 2,9% de la cifra de negocio, 796 millones de euros.
El dato del empleo fue de 185.046 trabajadores, un 3,1% menos que en 2011. Mientras que la tasa de absentismo bajó un 16% y se situó en el 1,55%.