Un nuevo estudio realizado por Goodyear y la Asociación Europea de Autoescuelas (EFA), destaca que sólo el 29% de los profesores de autoescuela piensa que los conductores jóvenes españoles tienen una comprensión amplia de los comportamientos para una conducción segura después de aprobar su examen de conducir.

A pesar de ser una cifra bastante baja, los instructores de España se encuentran entre los más positivos de Europa, tras holandeses, franceses y polacos, y por encima de la media europea, que se sitúa en un 23%.

El 64% de los instructores españoles aboga por introducir distracciones durante las clases, para ayudar a que los jóvenes conductores se preparen a hacerlas frente en la vida real mientras conducen. En el Reino Unido casi todos los instructores (el 96%) piensan que esta medida sería muy eficaz.

Otras medidas que también proponen son seguir las indicaciones del GPS mientras conducen (60%) o conducir con un manos libres (57%).

En este sentido, nuestros instructores son los que mejor valoran el conocimiento que tienen los conductores jóvenes sobre cómo mantener seguro un vehículo, al aprobar el examen teórico de conducir.

Así, el 40% señala que los tests de hoy día dotan a los alumnos de una compresión amplia sobre cómo mantener seguro un coche, muy por encima del resto de países y de la media europea, donde solo el 17% de los profesores de autoescuela piensa lo mismo.

Jens Völmicke, Director de Comunicación Corporativa de Goodyear EMEA, asegura que "para cualquier joven, conseguir el carnet de conducir es un hito hacia su independencia".

"Esta investigación nos revela que todavía hay una considerable distancia entre la formación que reciben los alumnos jóvenes antes de pasar el examen y la experiencia que necesitarían para conducir por carretera con seguridad", agrega el dirigente.