Un cliente con un Ford Mondeo 1,8 TDCi 2007 informa de varias anomalías de funcionamiento, entre ellas, la falta de potencia del motor y un humo negro excesivo por el escape al acelerar. Además, el testigo de averías del motor está encendido. La asistencia técnica de Autodada sospecha que hay alguna anomalía del sistema de admisión del motor, pero no logra identificar la causa de las anomalías.

Los síntomas descritos ya habían sido notificados para el motor 1,8 TDCi en modelos Galaxy, S-MAX y Mondeo hasta el mes 9/2007. La causa de las anomalías es una entrada de aire por el tubo de salida del intercooler del turbocompresor por haberse desprendido o roto el sensor de temperatura del aire de admisión.

Para la reparación se necesitan un tubo de salida del intercooler del turbocompresor modificado y un conector ficticio, así como una actualización del software del módulo de control del motor. Hay que montar un tubo de salida del intercooler del turbocompresor modificado (Fig.1.1). El sensor de temperatura del aire de admisión ya no es necesario.

A continuación, desenchufar el conector del sensor de temperatura del aire de admisión (Fig.1.2) y utilizar el conector ficticio para aislar el conector del sensor de temperatura del aire de admisión. Habrá que fijar con una presilla el cableado del sensor de temperatura del aire de admisión al cableado del motor; reprogramar el módulo de control del motor con software modificado; borrar los códigos de avería y hacer una prueba de conducción para asegurarse de que se hayan rectificado las anomalías.