La pasión de Citroën por la tecnología se traduce en vehículos innovadores que, además de facilitar la vida en una conducción cotidiana, contribuyen a salvarlas gracias a los avanzados sistemas de seguridad que incorporan.

Es el caso del sistema de alerta por riesgo de colisión instalado en el nuevo C4 Picasso, una innovación que funciona a partir de un radar situado en la parte delantera del vehículo y que puede activar hasta tres niveles de alerta en función de la cercanía del coche que le precede: visual, sonora o aumento de la tensión del cinturón de seguridad.

Otro avance en esta misma línea es la alerta de cambio involuntario de carril, que avisa al conductor mediante una cámara en el parabrisas al rebasar una línea continua de la calzada sin tener el intermitente encendido. El modo de alerta al conductor viene dado por una vibración en el cinturón de seguridad, para que recupere la atención.

Además, la tecnología de la misma forma se introduce en sistemas como el regulador de velocidad activo, que detecta la ralentización del vehículo de delante aplicando el freno motor y reduciendo así lentamente la marcha.

Avances significativos también se aprecian en los faros inteligentes Smartbean, con los que el conductor, además de ampliar considerablemente su campo de visión, se despreocupa de alternar las luces de cruce con las largas, ya que el vehículo las cambia automáticamente cuando la situación lo requiere.

Para facilitar el cambio de carril tenemos el sistema de vigilancia de ángulo muerto, con el que se avisa al conductor de la presencia de un vehículo en ese ángulo a través de un piloto situado en el retrovisor exterior.

Por otro lado, para ofrecer una mayor sensación de confort, Citroën ha desarrollado numerosos avances, entre los que se encuentra el sistema Park Assist, con el que el conductor únicamente tiene que preocuparse de controlar la aceleración y el frenado en la maniobra de aparcamiento, ya sea en línea o en batería.

Otro ejemplo del grado de comodidad alcanzado es la incorporación de una tablet táctil de siete pulgadas, desde la que poder controlar fácilmente las funciones más utilizadas: aire acondicionado, teléfono, navegador y, en breve, una serie de servicios conectados.