El Libro Digital de Mantenimiento (DSR) ha contribuido a que Mazda sea una de las marcas mejor valoradas en el mercado europeo de vehículos usados. El DSR, que se introdujo por primera vez con el Mazda5 en 2005, permite a los talleres mantener un historial completo del mantenimiento realizado a los vehículos Mazda, de una forma segura y centralizada. El DSR se actualiza, se imprime y se facilita al propietario en cada revisión o reparación. Pero es que, además, el cliente puede acceder en cualquier momento a un registro oficial completo de las operaciones de mantenimiento, incluso si se muda a otra ciudad o está de vacaciones en otro país europeo.

 

El DSR forma parte de la gama de opciones que ofrece la aplicación MyMazda. Esta aplicación fue lanzada al mercado en 2012 y permite a los usuarios localizar el concesionario Mazda más cercano. También les recuerda, mediante una notificación, la fecha de la próxima revisión de su vehículo. "El DSR proporciona a nuestros clientes una libertad absoluta", explica Jørgen Olesen, vicepresidente de Logística y Posventa de Mazda Motor Europe. "Da igual en qué parte de Europa esté: el cliente siempre tiene a su disposición un historial completo de revisiones en cuanto lo necesita".
Esta funcionalidad resulta de especial utilidad en el actual mercado de coches usados, en el que uno nunca sabe a ciencia cierta si lo que dice el cuentakilómetros es cierto o no. El DSR de Mazda ayuda a evitar la manipulación del cuentakilómetros y presenta una imagen precisa -con la lectura real del odómetro documentada en fechas específicas- del historial de los coches. Proporciona a los mecánicos una visión completa de lo que se ha hecho y lo que se debe hacer. Incluso hace referencia a elementos de las revisiones que no siempre aparecen en los libros de mantenimiento tradicionales. Y lo que quizás sea más importante: cuando el primer propietario vende su Mazda con un DSR completo, puede "garantizar" a los potenciales compradores que el cuentakilómetros no ha sido manipulado.