Continental ofrece a los fabricantes de automóviles un amplio catálogo de soluciones seguras y fiables para el acceso a los vehículos y el arranque de los motores, debido a que se trata de una firma muy involucrada en la mejora y desarrollo de innovadores sistemas.

De hecho, el proveedor de automoción se beneficia de muchos años de experiencia en este campo, ya que Continental suministró el primer inmovilizador electrónico en 1994 y el primer sistema de acceso y arranque sin llave (keyless) en 1998.

 

Desde entonces, el keyless o PASE (entrada y arranque pasivo) ha recibido importantes mejoras como la comunicación inalámbrica bidireccional. Continental suministra actualmente la cuarta generación PASE a los fabricantes de vehículos.

Seguridad y fiabilidad son las principales prioridades para Continental cuando se hablamos de soluciones de bloqueo e identificación. Por este motivo únicamente se utilizan tecnologías para el desarrollo de este tipo de soluciones que cuenten con una estabilidad probada y un alto nivel de protección. Los ingenieros se centran en anticipar y prevenir activamente posibles ataques.

Sin embargo, otro objetivo importante de esta evolución es aumentar de cara al futuro la comodidad de conductor y pasajeros. Continental, en este sentido, trabaja en un sistema que reconoce automáticamente al conductor cuando se acerca al vehículo.

El sistema puede activar la iluminación interior y / o exterior, por ejemplo, para permitirle localizar y acceder al coche más fácilmente en la oscuridad. Se pueden también activar los ajustes personales antes que el conductor acceda al vehículo, como la posición del asiento, el climatizador y las preferencias de infoentretenimiento.

El sistema de Desbloqueo por Aproximación puede desbloquear e incluso abrir ligeramente la puerta del coche cuando una persona autorizada se acerca al vehículo. Este mismo sistema asimismo puede bloquear automáticamente el coche después que el conductor haya salido y se haya alejado del vehículo.

En el diseño e implementación de nuevas soluciones de acceso, Continental también tiene en cuenta los smartphone y otros dispositivos móviles como relojes inteligentes. La llave Key Gateway es un claro ejemplo de cómo el proveedor de automoción combina comodidad y seguridad en estas nuevas soluciones.

En este sistema la llave del vehículo asume un papel de intermediario, pues está conectada con el vehículo de forma inalámbrica y puede recibir comandos desde una aplicación móvil o de smartwatch, por ejemplo utilizando Bluetooth Low Energy (Bluetooth LE o Bluetooth inteligente).

Esta solución también implica una comunicación bidireccional entre el vehículo, la llave Key Gateway y el teléfono inteligente, lo que significa que la transmisión de datos puede incluir información desde el vehículo hasta el dispositivo móvil, incluyendo los datos del GPS con la posición actual del vehículo, la presión de los neumáticos, la cantidad de combustible que hay en el depósito, etc.