La empresa británica Connected Energy y el Grupo Renault han instalado dos puntos de recarga rápida equipados con una innovadora tecnología de almacenamiento llamada E-STOR. Los usuarios de las autopistas belgas y alemanas serán quienes se beneficien de esta primicia mundial.

Desarrollado por Connected Energy, E-STOR utiliza baterías de vehículos eléctricos Renault en su segunda vida. Gracias a la utilización de estas baterías, la tecnología E-STOR permite almacenar la energía mediante una alimentación de baja potencia y liberar la energía almacenada a potencias elevadas. De este modo, es posible ofrecer soluciones de carga rápida para vehículos eléctricos en lugares donde resultaría muy costoso construir una conexión directa a la red.

Las baterías que se utilizan en los vehículos eléctricos suelen durar entre ocho y diez años, pero siguen teniendo una capacidad útil más que suficiente para aplicaciones estacionarias, lo que les proporciona una segunda vida antes de su reciclaje. Para optimizar el ciclo de vida completo, Renault ha implementado el alquiler de la batería para sus clientes de vehículos eléctricos.

Asimismo, los sistemas E-STOR equipados de baterías de vehículos eléctricos de Renault en su segunda vida ofrecen una solución de gestión de la energía para los centros industriales y comerciales. Estos sistemas pueden ser controlados por una plataforma de optimización de la energía para proporcionar una fuente de alimentación alternativa, probada y fiable durante las horas punta.