A continuación le reseñamos la polémica del gas refrigerante HFC-134a, utilizado en el sistema de aire acondicionado de los vehículos a motor, que ha sido sustituido en la Unión Europea por el HFO-1234yf  debido a que tiene un potencial de calentamiento global superior al que marca la normativa 2006/40/CE. De hecho, no existe otra alternativa en la actualidad.

Les recomendamos encarecidamente lean el artículo de Juan Rodríguez García publicado en la revista de Cesvimap.