Diferentes estudios desvelan que el 90% de los accidentes son causados por un error del conductor. Como consecuencia de ello, cada año se producen en el mundo un millón de muertes en carretera.

Esta estadística puede reducirse considerablemente gracias a la alta tecnología, como el RACam de Delphi, un conjunto avanzado de sistemas de asistencia al conductor que será introducido en la nueva plataforma Volvo SPA a finales de 2014.

El sistema incorpora detección de radares, sensor de visión y fusión de datos en un único y sofisticado módulo que habilita una amplia gama de funciones de seguridad activas.

"Este sistema integrado de fusión y detección ofrece a los conductores un impresionante paquete de avanzadas funciones de seguridad en sus vehículos, que ayuda a que los fabricantes de equipo original cumplan con los nuevos requisitos de seguridad 5 estrellas Euro NCAP", expuso Jugal Vijayvargiya, presidente de Electrónica y Seguridad de Delphi.

También está diseñado inteligentemente para que resulte significativamente más barato, ligero y más pequeño que los sistemas no integrados y así beneficiar a los fabricantes de equipo original en el conjunto del diseño del vehículo.