El vehículo (en este caso un Seat Ibiza) funciona correctamente, pero tiene encendida la luz de avería eléctrica en el tablero de instrumentos.

En un principio se enciende la luz de avería eléctrica (calentadores) que nos indica el fallo en alguno de los sensores de la gestión de motor.

 

Al recorrer un determinado número de kilómetros con dicho fallo se enciende la luz de avería motor indicándonos la necesidad de verificar los elementos (sensores o actuadores) que pueden repercutir en un rendimiento deficitario de la potencia del motor o una emisión contaminante de los gases de escape.

Para conocer la solución de la avería pulse aquí.