El número de vehículos eléctricos está aumentando constantemente, por ello, este sistema ofrecerá una comodidad extra tanto en los lugares de estacionamiento como de carga. Reubica los vehículos completamente cargados en las estaciones de carga y permite que se carguen otros vehículos eléctricos que estaban en espera.

Al poder ordenar que el vehículo se cargue con un teléfono inteligente, el vehículo automáticamente pasará a una estación de carga inalámbrica vacía. Cuando el vehículo esté completamente cargado, se trasladará a otro espacio de estacionamiento vacío utilizando el Sistema Automatizado de Valet Parking (AVPS), permitiendo que otros vehículos se carguen en ese lugar. Cuando el conductor requiera su vehículo, este regresará de forma autónoma a la ubicación del conductor.

El proceso general se realiza mediante una comunicación continua entre el vehículo eléctrico, el lugar de estacionamiento, el sistema de carga y el conductor. La instalación envía la ubicación de espacios de estacionamiento vacíos y estaciones de carga; y el sistema de carga actualiza el estado de carga del vehículo en tiempo real.

Hyundai y Kia están considerando comercializar esta tecnología con el lanzamiento del vehículo autónomo de nivel 4 alrededor del año 2025. Hyundai y Kia también planean conducir de manera autónoma en varias ciudades inteligentes a partir del 2021, manteniendo su objetivo de lanzar vehículos completamente autónomos para 2030.