La jornada 'Cómo influirá el vehículo conectado en el taller y en las relaciones con sus clientes' de la Asociación de Talleres de Madrid (Asetra) congregó a alrededor de 200 profesionales en el marco del Salón Trafic, el Salón de la Movilidad Segura y Sostenible.

Durante el encuentro, los asistentes tuvieron la oportunidad de acercarse a la tecnología que está revolucionando la forma de vivir de los ciudadanos del siglo XXI en todas las facetas de su vida, y también en las relacionadas con el automóvil y la posventa.

 

Se habló sin duda de futuro, el que está a la vuelta de la esquina, como lo demostraba el material audiovisual expuesto. "Lo que era ciencia-ficción hace unos años es hoy una realidad", señaló en la inauguración del acto Ramón Marcos, presidente de Asetra.

El mensaje que trasladaron a la audiencia los ponentes invitados Vicente de las Heras Zanón, y Daniel Rodero Picaporte, Director Asistencia Técnica Iberia y Director de Ventas y Marketing Iberia de Bosch Service Solution, respectivamente fue, sin embargo muy positivo.

"La conectividad no es más que la conexión del vehículo a internet. En 2015, el 35 por ciento de coches que circulan ya disponen dicha conexión, dentro de 5 años la conectividad alcanzará al 95 por ciento del parque y en 2025 será total".

Los talleres, sin duda, no tienen que esperar: deben ser proactivos, porque no sólo estas tecnologías no suponen una barrera tecnológica para un sector que asumió sin traumas en su día la irrupción de la electrónica, y porque hay ya disponibles en el mercado dispositivos de conectividad que pueden ser incorporados al parque circulante.

Se puso de manifiesto también que la clave de futuro para las empresas del sector pasa por saber fidelizar a un cliente cada día más exigente con sus experiencias de compra de productos y servicios, incluidos los que tienen que ver con la posventa. "Se trata de ofrecer servicios de mayor valor añadido que respondan a sus expectativas y representen nuevas oportunidades de negocio para las empresas, en este caso para los talleres", apuntó Vicente de las Heras.

Los asistentes tuvieron también la oportunidad de conocer a través de material audiovisual los avances en la conducción autónoma de los vehículos, que será una realidad en muy pocos años.

Los problemas legales de la utilización de dispositivos que no existían cuando se redactaron los actuales códigos de circulación y las repercusiones de la conectividad en el derecho a la intimidad de las personas tuvieron también su lugar en la jornada. "Nunca debemos olvidar que cada automovilista tiene derecho a controlar la utilización de sus datos", indicó Nuria Álvarez, responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de Asetra.

Asimismo, a lo largo de su intervención, expuso ante el auditorio las acciones que se están llevando a cabo por la entidad, a través de Conepa, la federación nacional de la que forma parte, para asegurar que cualquier marco jurídico que afecte a los talleres tenga en cuenta también los puntos de vista del colectivo reparador, siempre en el respeto y la defensa de su cliente.