La Guardia Civil anunció que durante los primeros meses del próximo año se repartirán 6.000 tablets entre los más de agentes de Tráfico del país con el objetivo de agilizar los trámites en la carretera: multas, ITV, seguros,...

Para ello, se entregará gradualmente este material a todas las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, quienes ven en el nuevo sistema un buen aliado a la hora de afrontar con buena información a los conductores en la vía pública.

 

Este nuevo dispositivo permitirá saber si un coche tiene el seguro en regla, si ha pasado la ITV o si el conductor tiene carnet de conducir en vigor o si, por el contrario, lo tiene caducado o retirado.

Hasta ahora, cuando la Guardia Civil paraba a un vehículo el proceso era mucho más lento: tenían que llamar a la central y consultar de forma remota los datos del conductor. Dependían, por ejemplo, de si los compañeros cogían el teléfono, algo que no siempre ocurría si todas las líneas estaban ocupadas.

El plan para dotar a las patrullas de tabletas electrónicas estaba previsto que entrara en vigor hace unos años, pero la crisis lo paralizó por falta de presupuesto. Dentro de unos meses, los guardias civiles que patrullan las carreteras españolas lo harán acompañados de estos dispositivos que incluyen un nuevo software que les permitirá consultar datos en el momento.

"Con esta tablet, cuando vayamos siguiendo a un vehículo, podremos meter la matrícula para conocer si ha sido denunciando por robo", explican agentes de la Guardia Civil que han tenido acceso a los planes de la Agrupación de Tráfico.