La Asociación Británica de Aseguradoras considera que los vehículos autónomos, un proyecto cada vez más cercano, pueden dar a los usuarios una falsa sensación de seguridad que podría provocar un aumento de los accidentes de tráfico a corto plazo.

Su director, James Dalton, advierte en este sentido que “algunos accidentes pueden ocurrir debido a que los conductores tienen la sensación que pueden dejar de prestar atención a la carretera antes de que esta tecnología esté realmente preparada para ello”.

La advertencia viene en un momento en el que, recordemos, los Gobiernos ya están legislando para permitir la circulación de estos vehículos, como ocurrirá en el Reino Unido en 2021.

“El incremento de características nuevas, como el frenado automático o el asistente de mantenimiento en el carril, puede proporcionar a los conductores una falsa sensación de seguridad”, expone Dalton.

Por su parte, el director ejecutivo de Volvo, Håkan Samuelsson, opina que la tecnología autónoma va a obligar a las compañías de seguros a repensar sus modelos de negocio debido a que el número de accidentes va a caer de manera muy importante.