La asamblea de las entidades gestoras de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) acordó la implantación de sistemas de inspección que detecten los elementos electrónicos del vehículo.

Gracias a esta medida, España se coloca a la cabeza de Europa, tras Bélgica, pues a partir de ahora se podrán revisar los sistemas electrónicos de los frenos ABS o los airbag, entre otros, de los que actualmente solo se realiza inspección visual y mecánica.

Durante la asamblea, celebrada en Sevilla, los operadores de ITV manifestaron su intención de comenzar con estas inspecciones de forma progresiva.

Las inspecciones electrónicas permitirán captar la información de la centralita de cada vehículo mediante máquinas que la transmitirán al sistema de la estación, con lo que se podrá comprobar el funcionamiento de los sistemas ligados con la seguridad pasiva, a las que ahora no se da cobertura total en las inspecciones actuales.