En el caso de que el depósito de combustible de los Lamborghini, modelos Adventador Coupé y Roadster, esté demasiado lleno, el combustible podría alcanzar las válvulas de purga y podría afectar la funcionalidad del sistema EVAP de combustible, que podrían provocar que los vapores de combustible no sean tratados correctamente.

Según recoge una Red de Alerta (Nº: CCAA-147/2017) de la Agencia Aecosan, podría implicar el contacto entre el vapor de combustible y gases calientes, cuando el vehículo está en marcha al ralentí.

La empresa Lamborghini ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para revisión de los mismos.