Una red mundial que conectará los coches mediante WiFi gracias a chips inteligentes acabará con los atascos en las carreteras en 2025. Así lo imagina Bill Ford Jr, presidente ejecutivo de la compañía Ford, que se ha tomado muy en serio la necesidad de replantear el modelo de movilidad global.

En una reciente feria de tecnología, el ejecutivo de Ford presentó Blueprint Mobility, su visión de futuro para un sistema de transporte conectado mundialmente, que empleando la tecnología de conducción automática, permita acabar con los atascos, pese al ingente número de conductores que hay en las carreteras.

El objetivo común del plan de Ford es impedir el 'atasco global', y para ello pide un trabajo conjunto entre las industrias del automóvil y las telecomunicaciones. Si se logra, Ford estima que el sistema de transporte inteligente puede ser una realidad en 2025.

Visto en | Te interesa.es