La última Red de Alerta (Nº: CCAA-167/2019) de la Agencia Aecosan está protagonizada por los modelos de Renault Megane IV y Kadjar (con motor K9K Euro 6D-temp, fabricados entre el 13 de septiembre y el 15 de noviembre de 2018), y Scenic IV (con motor R9N Euro 6D-temp, fabricados entre el 2 de octubre y el 13 de noviembre de 2018).

En la placa electrónica del grupo motoventilador de enfriamiento del motor, se han instalado condensadores que no cumplen con las expectativas de funcionamiento necesarias. Si la placa electrónica sufre una tensión mecánica, los condensadores pueden agrietarse, sobrecalentándose. Esto podría derivar en un fallo del conjunto del ventilador de enfriamiento del motor.

A largo plazo y en condiciones muy concretas de uso del vehículo, cuando se requiera la máxima capacidad de enfriamiento, no se puede despreciar totalmente el riesgo de un incendio en el vehículo.

En consecuencia, Renault España Comercial ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Junta de Castilla y León el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para proceder a la sustitución del grupo motoventilador de enfriamiento del motor.