Telefónica ha mostrado, en el marco del Mobile World Congress 2018, las posibilidades de la digitalización de la industria con su iniciativa Industria 4.0 en la que muestra los beneficios de la aplicación de las nuevas tecnologías, en concreto, a la automoción. Así, la compañía presenta cómo todo el proceso de suministro en el sector puede transformarse gracias a las nuevas tecnologías que permitirán mejorar la trazabilidad, la automatización de procesos y decisiones, así como la inmutabilidad de la información en beneficio de los diferentes actores de la cadena y el cliente final.

Para ello, los componentes tecnológicos que se integran en este ecosistema de la cadena de suministro industrial recreado para el MWC son el Internet de las Cosas (IoT), el blockchain, las tecnologías de conectividad avanzada (5G y LTE privado) y la realidad aumentada.

Telefónica ha dado a conocer los primeros resultados del proyecto de co-innovación que está llevando a cabo con SEAT y en el que participa Ficosa. En concreto, representa cómo el uso de la tecnología blockchain puede aportar trazabilidad, transparencia y veracidad de la información en la cadena de suministro desde la provisión de piezas de los proveedores (por ejemplo, los espejos retrovisores fabricados por Ficosa en Soria), hasta la compra del vehículo SEAT por parte del cliente final en diversos países.

En una primera parte de la demostración se ha mostrado el transporte de piezas a lo largo de la cadena de suministro, ensamblado en un vehículo y salida de éste hacia el cliente final, además de los eventos que acontecen durante el proceso. En esta fase está presente la tecnología blockchain tanto para garantizar la trazabilidad, transparencia y veracidad de la información desde el suministro de las piezas de los proveedores hasta la compra del vehículo por parte del cliente final, como para registrar todos los eventos asociados, algunos de los cuales son detectados automáticamente mediante sensores IoT.

La segunda parte de la demostración de Industria 4.0 se ha centrado en el proceso de ensamblaje, donde un brazo robótico de RobotPlus, conectado mediante LTE privado sobre una red 5G, se activa montando un vehículo que incluye la pieza transportada hasta ese punto de forma sincronizada. En esta fase, Telefónica demuestra cómo el nuevo concepto de 'network slicing', una de las grandes bazas de la tecnología 5G, permite ofrecer nuevos servicios digitales a la industria al dar la posibilidad de entregar distintas capacidades de red a diferentes tipologías de servicios de forma simultánea sobre una infraestructura común. De este modo, el 5G garantiza que los procesos críticos en la cadena de producción, como puede ser el control de los robots industriales o tareas de alta precisión, tengan una conectividad inalámbrica excelente y una mínima latencia.