Según recoge la Agencia Aecosan, en una nueva Red de Alerta (Nº: CCAA-396/2018), la documentación del vehículo que obra en poder del fabricante no permite saber inequívocamente si en los vehículos afectados podría haber restricciones de sistemas individuales que pudieran comprometer la seguridad del usuario.

De este modo, la empresa Volkswagen Group España Distribución ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema de los vehículos y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos para recomprar los afectados con el fin de descartar eventuales daños.