Una innovación de ZF celebra su estreno en el mercado mundial, después que la firma creara un sistema de accionamiento híbrido que ha sido diseñado específicamente para satisfacer los requisitos del plug-in.

Los vehículos ahora pueden ser impulsados de un modo puramente eléctrico, es decir, con cero emisiones locales, sobre distancias más largas y a una velocidad más rápida, hasta los 120 km/h.

 

Como resultado se reduce además el combustible en un 70%, en función de la capacidad del sistema de baterías. Del mismo modo, la transmisión automática de ZF y el motor de combustión garantizan un alto nivel de eficiencia.

El BMW X5 xDrive40e será el primer modelo en todo el mundo que monte de serie el ZF plug-in híbrido.

"El sistema de transmisión es un medio esencial para ZF para aumentar aún más la eficiencia y reducir significativamente las emisiones", subraya Stefan Sommer , director general de ZF Friedrichshafen AG.