Charles Goodyear nació el 29 de diciembre de 1800 en New Haven, en el estado de Connecticut. A sus 36 años, descubrió y patentó el caucho vulcanizado. Este proceso daría lugar a un nuevo material, el látex, con el que actualmente se fabrica una gran cantidad de objetos como neumáticos o preservativos. Y fue en 1855, cuando Goodyear diseñó y construyó el primer balón de fútbol de caucho vulcanizado. Posiblemente más duro pero mucho más esférico, menos impredecible en sus movimientos y el primer eslabón de una cadena que ha ido perfeccionándose y ha llegado hasta nuestros días.

El citado primer balón de fútbol de la historia, se exhibe en el National Soccer Hall of Fame, localizado en Oneonta, en el estado de Nueva York. Dicho balón fue utilizado como trofeo en el encuentro disputado el 7 de noviembre de 1863 en el Boston Common entre el Dixwell Latin School y la Noble & Greenough, una escuela independiente situada en Dedham (Masachussets). Posteriormente, en 1925, el balón fue donado a la Sociedad para la Preservación de Antigüedades de Nueva Inglaterra, que a su vez lo cedió al National Soccer Hall of Fame, donde, como hemos citado, se exhibe en la actualidad.