La Fórmula E no es sólo tecnología en desarrollo, puesta a punto en todo lo referente a autos deportivos y glamour de famosos que siguen la apasionante y espectacular competición, sino también de una perfecta organización internacional y un orden inusual en los boxes con las piezas impecablemente ordenadas y con una imagen distinta a las habituales, lleno de computadoras que, segundo a segundo, chequean los movimientos de los autos eléctricos.

 

Ahora, con la llegada de la marca DS en la segunda temporada de la Fórmula E, el coche también estrena imagen con un nuevo, elegante, espectacular y lujoso diseño que representa y mantiene los distintivos rojo y cromo de la primera temporada e incorpora el logo de la marca DS a ambos lados del monoplaza sobre fondo negro, y junto al nombre del patrocinador Hewlett Packard Enterprise, mientras que la cubierta de la batería sigue siendo púrpura.

Los cambios en la normativa técnica han permitido que el equipo DS Virginia Racing desarrolle su propio motor, aumentando su eficiencia y potencia de 150 kW a 170 kW. Asimismo, se han hecho cambios adicionales en el 'Fanboost', lo que dará la oportunidad a los aficionados de votar por Sam Bird y el francés Jean-Éric Vergne, pilotos de la escudería en esta segunda temporada que dará comienzo en Pekin (China) el 24 de octubre.