La tercera oleada del Covid-19, unido a las nevadas y a las bajas temperaturas de los últimos días, hacen que el coche se encuentre a medio gas, ya que se recomienda usarlo lo justo e imprescindible para extremar las precauciones y poder parar el virus. Pero, ¿cómo cuidarlo en estas circunstancias? Desde Aema-ITV recuerdan en su blog que, aunque el coche duerma en garaje, también necesita cuidados para evitar fallos en la mecánica, por lo que se recomienda arrancalo una vez a la semana.

  • Batería. Intentar dar una vuelta con el coche (por ejemplo, una compra grande, y así se evita salir cada día a la calle, o llenar el depósito de gasolina), o arrancar el motor de vez en cuando para que circule el aceite.
  • Ruedas. En épocas de poca movilidad se aconseja hincharlas por encima de la presión recomendada por el fabricante. Se evitará que al vaciarse las ruedas, recaiga todo el peso del vehículo en los neumáticos.
  • Elevalunas. Los sistemas eléctricos son los primeros que fallan en situaciones normales y en situaciones nada normales. Revisar las ventanillas, quitar la humedad o restos de hielo que pueden oxidar su mecánica, dificultar su funcionamiento y generar fallos.
  • Aire acondicionado. Error quienes piensan que sólo es para el verano. También en invierno es necesario para desempañar los cristales al arrancar el coche. Además, hay que conectarlo para tener lubricado el compresor y el filtro.
  • Frenos. Es muy importante evitar su oxidación. Además, la presencia de agua en el circuito puede dificultar la frenada.
  • Limpiaparabrisas. En invierno vigilar que las escobillas no se peguen al cristal. Poner un pequeño cartón entre ambas, así se evitará que la luna se ralle.

Pese a las restricciones en la Comunidad de Madrid, desplazarse para realizar la ITV es uno de los movimientos permitidos expresamente por el Gobierno, al tratarse de una obligación legal que contribuye a garantizar la seguridad vial y la protección medio ambiental. Según explica el presidente de Aema-ITV, Jorge Soriano, “se trata de una de las actividades permitidas por considerarse una obligación legal pero es preciso llevar un justificante que acredite el motivo del desplazamiento, como el resguardo de la cita previa”.