Si todos los vehículos que deben pasar la ITV lo hicieran, se evitarían 7.100 accidentes, 7.000 heridos y 110 muertes adicionales. Según Aeca-ITV, la cifra pone de manifiesto la importancia de que todos los vehículos, y especialmente los antiguos, tengan la ITV al día. Sólo en 2016 se registraron un total de 6.886.276 deficiencias técnicas graves en los vehículos, una media de más de dos defectos graves por vehículo rechazado. En ese año, 3.661.854 vehículos no pasaron la ITV a la primera y el 18,77% no cumplían las condiciones mínimas de seguridad.

“La ITV salva vidas y seguro que hoy esos coches pueden cruzar tranquilos este largo puente. En cualquier caso, no está de más un pequeño recordatorio”, destacan desde Aeca-ITV, que recuerdan los principales elementos a revisar en el automóvil antes de disfrutar del Puente del Pilar estos próximos días.

- Neumáticos. Son los elementos en contacto directo con la vía. Tan importante es la presión de inflado como el estado de los mismos: la profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6 milímetros en todas las ruedas y no deben tener superficies con un desgaste anormal.

- Frenos. Casi un 15% de los defectos técnicos graves detectados en vehículos durante 2016 fue en los frenos, en total un millón de defectos graves. La revisión debe incluir las pastillas, discos o tambores así como el nivel del líquido de frenos. Hay que tener en cuenta el desgaste de las pastillas, por lo que si el nivel está bajo podría indicar alguna fuga en el circuito o que los frenos están desgastados.

- Luces. Casi el 40% de los fallecidos en accidentes de circulación se producen durante el crepúsculo y la noche. El alumbrado y señalización es vital, por lo que es necesario comprobar luces de freno, intermitentes y faros, ademas de verificar el alineado de las luces de los faros.

- Aceite. Es importante probar la cantidad y la calidad del lubricante. Su comprobación se hace con el vehículo frío y en superficie plana. La varilla se introduce y se repite la operación para comprobar donde está el nivel. La marca debe quedar siempre cerca del máximo, en ningún caso por encima. Si estuviese por debajo, se debe rellenar.

- Limpiaparabrisas. No pinta que vaya a llover este Puente, pero no hay que olvidar su revisión para una buena visibilidad. El depósito debe estar completamente lleno de agua o líquido limpiador. También las escobillas deben estar a punto.

- Refrigerante. Debe cambiarse cada seis meses porque sufre una degradación paulatina. Es indispensable para que el motor mantenga una temperatura adecuada evitando un sobrecalentamiento.

- Batería. Algunas no necesitan mantenimiento en lo referente a la verificación de líquido electrolito. Pero en otras es necesario comprobar los niveles de los vasos de la batería y añadir agua destilada si el líquido no cubre las placas. También hay que mantener limpios los bornes.

- Amortiguadores. Son elementos esenciales para la estabilidad y seguridad del vehículo. Comprobar si existe pérdida de aceite u otro fluido sin goteo continuo, corrosión, elasticidad.

- Otros. Filtro del aire, el nivel del lubricante de la caja de cambios y del diferencial, la correa de distribución..., todo suma.

- Casi a punto de salir. Todo listo con esa ITV pasada y el coche a punto. Pero no hay que olvidarse de la documentación necesaria (póliza de seguro vigente, permiso de circulación y tarjeta de ITV). Los agentes de tráfico saben si un vehículo tiene la ITV caducada o desfavorable gracias al intercambio de información entre la DGT y los centros de ITV. Tampoco está de más llevar a mano los teléfonos importantes de servicio o asistencia en el camino, y un teléfono móvil operativo. Un mapa o un GPS también es un buen acompañante.