A causa del confinamiento, la mayoría del parque automovilístico permanece inmovilizado desde hace más de un mes. Una de las partes más castigadas por la falta de actividad del vehículo son los neumáticos y su buen estado es capital para la seguridad al volante. Saber cómo cuidarlos, cómo llevar a cabo su mantenimiento periódico y detectar cualquier defecto en ellos, puede resultar clave para la seguridad cuando se vuelva a coger el vehículo. Desde TNU (Tratamiento Neumáticos Usados, S.L.) hace una serie de recomendaciones para cuidar los neumáticos durante este tiempo de cuarentena:

  1. Si el automóvil sigue confinado, aunque no se pueda inflar los neumáticos, es importante moverlos un poco, aunque sea unos centímetros adelante o atrás, para que el punto del neumático sobre el que recae todo el peso del coche durante todos estos días se desplace
  2. Chequear la presión de los neumáticos y aumentarla hasta la presión máxima que indica el fabricante mientras el automóvil esté inmovilizado. Esto evitará daños y posibles puntos planos. Comprobar los tapones de las válvulas. Evitar que pierda presión y que la suciedad y la humedad provoquen problemas.
  3. Inspeccionar los neumáticos por si se detectaran objetos clavados o incrustados, o cortes o abultamientos en los flancos.
  4. Verificar el desgaste de la banda de rodadura. La profundidad mínima legal son 1,6 mm pero lo recomendable es cambiarlos a los 3 mm (la parte dorada de la moneda de un euro).

Si se detecta alguno de estos problemas al salir del confinamiento, TNU aconseja acudir urgentemente a un taller especializado para su solución.